La indiferencia para con lxs que defienden la vida

 

A continuación, reproducimos las palabras de nuestra hermana Moira Millán desde la ciudad de Esquel,  provincia de Chubut:

“Queridos cumpas estoy desolada. A la espera de q el juez me reciba para la presentación del habeas corpus. No nos acompaña ni abogado ni organismos de derechos humanos. Cuando el enemigo tortura y mata un animal y lo deja en la puerta de tu casa diciéndote que el próximo cadaver será el tuyo. Te habita la certeza de que tenes los días contados, y me pregunto con quienes cuento, miro a mi alrededor y tan solo están mi padre y Colipi. Si me matan alguien lo sabrá? Marcharan algunos. Por qué la sangré blanca duele más que la sangre mapuche? Estoy sola en el momento más duro de mi vida…”